Make your own free website on Tripod.com

- 6 -

 

Mil Novecientos Treinta Y Tres

 

Saulo, no llamado aún Pablo, se paró y sostuvo las ropas de aquéllos que apedrearon a muerte al valiente Esteban. Este fue uno de tantos actos atroces del celoso Saulo, los cuales fueron el resultado del esparcimiento de los primeros Cristianos a otras tierras, cumpliendo así el mandamiento de Dios de predicar el mensaje en todas partes. Luego un día, Saulo vio una luz la cual tan completamente lo conmovió que cambió todo el propósito de su vida. Como está registrado en Hechos 9:1-7:

 

Saulo, respirando aún amenazas y muerte contra los discípulos del Señor, vino al sumo sacerdote,

Y le pidió cartas para las sinagogas de Damasco, a fin de que si hallase algunos hombres o mujeres de este Camino, los trajese presos a Jerusalén.

Mas yendo por el camino, aconteció que al llegar cerca de Damasco, repentinamente le rodeó un resplandor de luz del cielo;

Y cayendo en tierra, oyó una voz que le decía: Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues?

Él dijo: ¿Quién eres, Señor? Y le dijo: Yo soy Jesús, a quien tú persigues; dura cosa te es dar coces contra el aguijón.

Él, temblando y temeroso, dijo: Señor, ¿qué quieres que yo haga? Y el Señor le dijo: Levántate y entra en la ciudad, y se te dirá lo que debes hacer.

Y los hombres que iban con Saulo se pararon atónitos, oyendo a la verdad la voz, mas sin ver a nadie.

 

Saulo no estaba solo cuando este incidente ocurrió. Pablo, relata el incidente otras dos veces en el libro de los Hechos. En Hechos 22:9, ante un grupo de hombres en el templo:

 

Y los que estaban conmigo vieron a la verdad la luz, y se espantaron; pero no entendieron la voz del que hablaba conmigo.

 

¿Hay aquí algún conflicto? ¿Oyeron la voz aquéllos con Saulo o no? Leamos otra declaración de Pablo, en Hechos 26:13-15, delante del rey:

 

Cuando a mediodía, oh rey, yendo por el camino, vi una luz del cielo que sobrepasaba el resplandor del sol, la cual me rodeó a mí y a los que iban conmigo.

Y habiendo caído todos nosotros en tierra, oí una voz que me hablaba, y decía en lengua hebrea: Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues? Dura cosa te es dar coces contra el aguijón.

Yo entonces dije: ¿Quién eres, Señor? Y el Señor dijo: Yo soy Jesús, a quien tú persigues.

 

Ahora veamos que no había conflicto en las declaraciones,, pues la voz era en lengua Hebrea y sólo él en el grupo fue capaz de entender lo que fue dicho. Pero para la mente carnal la cual realmente no desea creer las Escrituras, esto quizá se mire como una contradicción. Yo relato este aparente conflicto en las declaraciones de la experiencia de Pablo,  para aquéllos que lean la siguiente declaración de una luz en la vida del Hermano Branham, observen que no hay más discrepancia entre ésta y otras declaraciones que quizás hallan oído del registro de Pablo o de su propias escrituras de su experiencia.

 

Era el 11 de Junio de 1933, mientras el Hermano Branham estaba bautizando en el Río Ohio al final de la calle Spring en Jeffersonville, que una extraña luz, como una estrella, repentinamente descendió girando sobre su cabeza. Había como cuatro mil personas sentadas a la orilla observando, muchos de los cuales fueron testigos de este inexplicable fenómeno. Algunos corrieron de miedo; otros cayeron en adoración. Muchos consideraron el significado de este maravilloso suceso. Así como con Pablo, una voz habló de la Luz. Estas fueron las palabras, “Así como Juan el Bautista fue enviado como precursor de la primera venida del Señor, así tú has sido enviado como precursor de Su segunda venida…”

 

Algunos pensaron que las palabras habladas, por la voz eran “…tu mensaje precursará Su segunda venida.” ¿Pero cómo puede haber un mensaje sin un mensajero? El mensaje está enteramente identificado con el mensajero, como fue con Juan el Bautista. Al Hermano Branham se le preguntó, “¿Dijo la voz que tú o tu mensaje precursaría la segunda venida?” la respuesta se encuentra como él la ha grabado dentro de la puerta de su nueva casa en Tucson. “Como Juan el Bautista fue enviado como precursor de la primera venida del Señor, tú haz sido enviado como precursor de Su segunda venida.”

 

Si la gente puede creer que Dios se reveló a sí mismo a Pablo en la columna de fuego, ¿qué les impide el tener fe para creer que Dios puede, y lo hizo, otra vez en este siglo veinte? Mas aún entre aquéllos quienes fueron usados por Dios para confirmar el mensaje dado al pie de la calle Spring, a través de lenguas e interpretación, hay aquéllos quienes negaron que el Hermano Branham fue el precursor de la segunda venida del Señor Jesucristo. Yo conozco gente en San Antonio, Texas, a quienes Dios usó para repetir esas palabras, “Como Juan el Bautista fue enviado…” pero ellos lo niegan a él hoy. Una de dos, no tienen confianza en lo que Dios les dijo en 1946, o ellos han avanzado tanto en su teología que ellos sienten que pueden cambiar la profecía original. De cualquier manera están errados. Si Dios envío este hombre con el espíritu de Elías para precursar Su segunda venida y para corregir aquellas cosas que cayeron en tradición y las que se descarriaron de la Palabra de Dios, y si Dios guardó Su Palabra a este hombre cada vez que él dijo, “Así dice el Señor.” Entonces también debiéramos escuchar su doctrina.

 

El año de 1933 fue un tiempo de mayor revelación para el Hermano Branham y para aquéllos que siguieron su mensaje entonces y hoy. Como un fundamento para estas revelaciones, vamos a la Biblia al segundo capítulo del libro de Daniel. El Rey Nabucodonosor tuvo una visión de una imagen que a la vista no podía ser interpretada, aunque él llamó a todos sus magos, adivinos y hombres sabios para contestarla. Después oyó que Daniel quizás pudiera ayudar. La imagen de Nabucodonosor tenía una cabeza de oro fino, pecho y brazos de plata, cintura y muslos de bronce, piernas de hierro, y pies parte de de hierro y parte de barro. El profeta Daniel reveló al rey, a través de la palabra del Señor, que esta imagen era la llave a los gobiernos que vendrían sobre la tierra desde el día de Nabucodonosor, hasta el tiempo del fin. Nabucodonosor mismo, siendo un gran rey, era la cabeza de oro. Después de él vendría un reino inferior simbolizado por el pecho y brazos de plata (la historia enseña que éste fue el reino de los medas y persas). Enseguida de éste estaba el antiguo imperio Griego, simbolizado por bronce. Después estaba un reino aún menor, el cual al principio estaba unido, luego dividido, (la cintura y los muslos de bronce). El imperio Romano era este reino, pues comenzó como un reino y luego se dividió. Las piernas de hierro son semejantes a los poderíos Europeos y el balance de poder después del imperio Romano. Pero la imagen tenía pies de hierro y parte de barro, una sustancia que no se mezcla. El nombre “Eisenhower” significa hierro; “Khrushchev” significa barro. Cada uno de estos hombres encabezó cinco naciones, y cada vez que trataron de juntarse, ellos encontraron simplemente que no podían mezclarse. Ellos siempre tuvieron un argumento. Las naciones se han mezclado de tal forma hoy tanto que Ud. tiene dificultad dividiendo el mundo en absolutas alianzas de hierro y barro, pero ellos no se mezclarían bajo Khrushchev y Eisenhower. Note que cuando Khrushchev vino a las Naciones Unidas, ¿qué usó él para golpear la mesa? No su puño, no un martillo, no su cabeza, no un libro, pero si su zapato. Como el Hermano Branham enseñó, esto muestra claramente que estamos en los últimos gobiernos del mundo (los pies de la imagen) antes del tiempo del fin, de acuerdo a la profecía de Daniel.

 

Así como Dios reveló a Daniel esas cosas que tendrían lugar desde entonces hasta el fin del tiempo, así también fue en Junio de 1933, cuando el Hermano Branham estaba teniendo servicios en el viejo Salón Masónico de la Avenida Meggs en Jeffersonville, que siete eventos mayores le fueron revelados, los cuales iban a acontecer antes de la venida del Señor Jesucristo. En esa mañana de Junio, un poco antes que fuera a predicar, esta serie de visiones le aparecieron a él. La primera era que el dictador de Italia, Mussolini, invadiría Etiopía, y de acuerdo a la voz que hablaba con él, Etiopía caería a los pies de Mussolini. Con todo la voz continuó y profetizó que habría un final horrible para este dictador. Él iba a tener una terrible muerte y su propio pueblo literalmente escupiría sobre él. Ahora todo esto que ha acontecido es historia.

 

La siguiente visión indicó que América entraría en Guerra Mundial contra Alemania,, la cual sería encabezada por un Austriaco. La predicción era que esta terrible guerra derribaría a este líder y que tendría un fin misterioso. En esta visión al Hermano Branham se le mostró la gran Línea Siegfried, varios años antes de que fuera edificada. Si le enseñó que los Americanos pagarían un gran precio en vidas para conquistar esta fortificación. En otra visión, se le enseñó que era el Presidente Roosevelt quien declararía guerra en contra de Alemania y eventualmente sería elegido cuatro veces como presidente, algo que nunca antes había acontecido. Recuerde que en 1933 Roosevelt apenas había sido elegido por primera vez.

 

La tercera visión enseñó que había tres “ismos” en el mundo: Fascismo, Nazismo, y Comunismo, y que los dos primeros llegarían a ser nada, pero Comunismo florecería. La voz le advirtió,  pon tus ojos en Rusia concerniente a eventos futuros, y dijo, “Vigila a Rusia, ella llegará a ser un gran poder mundial.” En 1933, Rusia ni si quiera era reconocida por los Estados Unidos como un país legítimo. La revolución había ocurrido en 1917 y los dos países no habían cambiado embajadores hasta 1933.

 

La cuarta visión predijo tremendos avances en la ciencia después de la guerra. En esta visión, él vio automóviles en forma de huevos que recorrían los caminos Americanos. Les suplico que miren a los anuncios de Volkswagen hoy, aún comparándolo con la forma de un huevo y diciendo, “¡Algunas formas no pueden ser mejoradas!” En 1933, este carro no había sido diseñado. También vio un carro con techo de burbuja, viajando completamente automático por la carretera con el conductor volteado y jugando cierta clase de juego con los del asiento trasero. El carro no tenía volante. Ellos tienen tales automóviles hoy, controlados electrónicamente los cuales fueron presentados en la Feria Mundial de 1962.

La quinta visión fue de las mujeres del mundo. En esta visión él estaba enseñando la rápida caída moral de las mujeres, comenzando cuando recibieron su tal llamada “libertad” para entrar en los negocios del mundo por medio del voto. Él vio que por este derecho de votar resultaría la elección, por las mujeres de América, de un “joven” Presidente. (Sólo recuerde que John  Kennedy ganó su elección por el voto de las mujeres.) Enseguida de esto, las mujeres comenzaron a usar ropas, que revelaran su desnudez, enseñando las partes más íntimas de sus cuerpos. Las vio con el cabello corto, adoptando la ropa del hombre, y pervirtiéndose. Finalmente, la visión enseñó a las mujeres prácticamente desnudas, apenas cubiertas con un pequeño delantal del tamaño y forma de una hoja de higuera. Como es anunciado hoy en las revistas; vestidos de plástico trasparentes, sólo con pequeños parches sobre los lugares necesarios. Con feminismo tan devaluado, una terrible decadencia de toda carne vino sobre la tierra y tal perversión aun como la Palabra de Dios que acontecería.

 

Luego, en la sexta visión, se levantó una hermosa mujer en los Estados Unidos, vestida con esplendor y ropas reales, con gran poder dado a ella. Ella era hermosa para mirarla, pero había una “dureza indescriptible en ella,” el Hermano Branham dijo, aunque era hermosa, ella era cruel, impía, astuta y engañosa. Ella dominó la tierra con su autoridad. Ella tenía completo poder sobre la gente. La visión indicó que tal mujer literalmente se levantaría, o que esto solamente era un tipo de una organización escrituralmente caracterizada como una mujer. Aunque la voz no reveló quién era ella, el Hermano Branham sintió en su corazón que esta mujer representaba el levantamiento de la iglesia Católica Romana, y él puso entre paréntesis al final de la visión, en la cual tenía escrita, las palabras, “Quizás la Iglesia Católica Romana.” Uno sólo tiene que ver el control que esta organización ejerce ahora sobre nuestro gobierno para ver cómo esto pudiera ser. Años atrás el Servicio Postal ni aún podía poner una vela en el centro de una corona de navidad en una estampilla de Navidad por si acaso representara a alguna secta religiosa en particular. Poco después, de alguna forma, ellos publicaron un ángel femenino tocando una trompeta y le llamaron el Arcángel Miguel. Luego el siguiente año publicaron a la virgen María sentada en un trono rojo cubierto abrazando al pequeño Jesús y decían que conmemoraba una gran pieza de arte. Eso decían ellos, hasta que el director general de correos regresó de una visita al Papa, y encontrando tal controversia, dijo, “Ya no seré más hipócrita, ciertamente es el gobierno de los Estados Unidos expresando preferencia por una religión particular.” Esto indica que ellos tienen control suficiente que, aún sobre las protestas de los Protestantes, Musulmanes, y Judíos, nuestro gobierno todavía publicó una estampilla favoreciendo a la Iglesia Católica. Al año siguiente la estampilla se repitió, sólo que ahora era ochenta y cinco por ciento más grande, a causa de la popularidad que había recibido el año anterior. Luego cuando la Iglesia Católica se deshizo como de cuarenta santos hace poco tiempo, dijeron que la razón era para que los Protestantes se unieran a ellos. Pero la Biblia dice que todos ellos darán su poder a la iglesia ramera,, la madre de todos ellos (Apocalipsis 13:15).

 

Si la gente no quiere creer que este hombre fue un profeta mayor de Dios, cuando cinco de esas visiones que Dios le mostró desde 1933 hasta el tiempo del fin ya se han cumplido literalmente, entonces ellos están ciegos. También se nos ha mostrado que la sexta visión está en el proceso de cumplirse. ¿Quién puede impedir que la Iglesia Católica se enseñoree de América?

 

Luego la voz pidió al Hermano Branham que mirara otra vez. Mientras él volteó, miró una gran explosión la cual desgarró la tierra y dejó América como una ruina caótica humeante. Tan lejos como se podía ver, no había nada sino cráteres y pilas humeantes de ruinas, y nada de humanidad a la vista, la séptima visión entonces se desvaneció.

 

Cinco visiones mayores cumplidas, dos más en camino. ¿Qué supone Ud. que es la probabilidad de que las otras dos se cumplirán también? Sólo considere los factores incluidos en las primeras cinco y su gran diversidad; un Austriaco guiando Alemania y su misterioso fin, la Línea Siegfried y los Aliados derrotados allí, Italia marchando por Etiopía, el terrible fin de Mussolini, el levantamiento de Rusia al poder, Comunismo conquistando los otros ismos, el carro burbuja, la inmoralidad entre mujeres, todo predicho en 1933, hoy todo es historia. Considerando los muchos factores implicados, unido con el hecho de que el joven William Branham tenía educación formal limitada y casi ningún contacto con el mundo político, las predicciones no pudieron haber sido el producto de su propio razonamiento. No, cuales son las probabilidades que cinco visiones se hayan cumplido por casualidad son casi imposibles. Por esto, yo digo que de seguro las otras dos visiones acontecerán y sus terribles implicaciones deberían ser suficiente para causar a cualquiera que reconozca esto, que se rinda a Dios con todo su corazón entre tanto que hay tiempo. ¿Qué tan cerca estamos del cumplimiento de las visiones que faltan?

 

Si Dios envío a este hombre, lo llamó desde el vientre de su madre, lo preparó a través de su niñez, apareció a él en esas maneras sobrenaturales, así como lo hizo al Apóstol Pablo, ¿por qué la gente hoy no puede tener la fe para ver que nosotros servimos al mismo Dios que Pablo sirvió?


Contenido / Siguiente